John, ¿por qué haces esto?

20:50 Chema Flores 1 Comments


¡¡NO!! ¿Por qué? ¿Qué necesidad había de que John Travolta, se travistiese para encarnar a una señora pasada de kilos en Hairspray?

De acuerdo, que el señor Travolta necesite dinero para seguir inyectándose bótox, estirándose la cara, apostando en timbas de póker, y comprando queroseno para sus dos aviones, vale, pero todo caché tiene un precio, que él ha tirado.
Como diría el gran Ángel Martín 'el truco está en saber negociar, no puedes decirle a alguien: si me la chupas te doy una pandereta'. Pues esta pandereta es la que le han ofrecido a Travolta y el muy cabrón la ha aceptado.
Esta es la manera de mandar a la mierda una carrera de personajes chulescos, con garra, y deseados por todos, donde tiene un puesto realmente destacado Vincent Vega.



Vincent Vega- Pulp Ficiton

Ese hombre, sinceramente, es el puto amo.
Vamos por partes:
Un tío, que acaba poniéndole un chute de adrenalina a la mujer de su jefe, la primera noche que sale con ella, porque la zorra se le ha quedado colgada después de haberse metido su coca, es un tío con unos huevazos acojonantes...
Porque si tu jefe fuese Ruiz Mateos, vale, lo más que te puede decir es el famoso '¡que te pego leches!', entonces tú coges, te ríes en su puta cara y le aplastas la cabeza con el mero hecho de levantar un poco la pierna y pisarle.
Pero en este caso, en el que tu jefe es Marcelus Wallace, un negro calvo, mega petado, del tamaño de un armario empotrado, con un pendiente en cada oreja, y una tirita en la nunca (cosa a la que nunca llegué a verle sentido...) al que atropellan, maltratan y porculizan, no está cansado para coger una katana y reventarte, es tenerlos bien puestos.
Vincent, un tío, que le vuela los sesos a uno ‘sin querer’ dentro de un coche. Un tío, que a la hora de ponerse de vigilancia está cagando (literalmente). Un tío, que insulta en la cara a la estrella number one del mundo del boxeo. Un tío, que es capaz de ganar el concurso de twist en la cafetería de Jack Rabbit Slim’s (el museo de cera viviente) no se puede travestir por un puñado de dólares.

Danny - Grease.

Aquí el antes respetado John, era el hombre más sensible del mundo durante el verano que estaba en la playa con su churri (Olivia Newton-John).
Pero cuando acaba el periodo estival y tienen que volver a la rutina de las clases, pasa olímpicamente de su chochete veraniego por el simple hecho de que no puede quedar mal con sus colegas.
Resumiendo, es un: a mi las tías me importan una mierda, porque soy la polla de hombre y ya vendrán si quieren… y sino también.



Tony Manero
- Fiebre del sábado noche

En un cierto sentido actual, podríamos pensar que mister Travolta ya se travistió en esta película, por lo que todo lo que estoy escribiendo carecería de sentido, y mucho más triste, habría perdido mi valioso tiempo.
Pues no, siento comunicaros que el atuendo que lucía en esta peli (o film, como dicen los pedantes de ahora) era el que se llevaba para salir de fiesta por la noche (o como dicen los imbéciles del Pachá, de party) y ser el más molón de toda la pista.
La alianza con los Bee Gees, le hizo alcanzar la cota más alta de hombre deseado por las mujeres, sí, por todas y cada una de ellas. Por que no nos llevemos a engaños, el baile es la táctica secreta de los buenos ligones para llevarse a todas las pivas de calle. Nunca, repito NUNCA, verás a un pavo con algún tipo de compromiso bailando por su cuenta, siempre tendrá que ser su, novia/mujer/amante, la que le lleve a ello.


Sean Archer - Cara a cara

Aquí tenemos un problema, porque por un lado tenemos al Travolta sensible, padre de familia, con un puesto respetable en la sociedad, su Jeep aparcado en la puerta.
Y al Travolta que se la trae todo un poco floja, y que aprovecha la mínima para hacer las cosas que cualquier trepa haría con la cara de otro.
En este personaje, no me voy a entretener porque no se hasta que punto, se merece la fama John Travolta, y hasta cual se la merece Nicolas Cage.


Chili Palmer - Be cool (sí, la peli esta se llama igual que los aires acondicionados de LG)

Aquí volvemos a encontrarnos a nuestro amigo John con Uma Thurman.
En esta ocasión, nos lo encontramos más fondoncete, pero eso no importa, ¿por qué?, pues porque es un reputado productor… (¿creíais que iba poner semejante patraña como justificación?).
NO, simplemente, porque en esta ocasión el pasado de gangster precede a nuestro protagonista, que lanza fichas cual desesperado en una noche de viernes, a la gran diosa Uma. Empezando por alabar el tatuaje que lleva justo encima del culo.


Por favor, haznos el favor de en tu próxima película hacer un papelón, y no nos vengas con mierdas, como la de Hairspray, o personajes como el del chico en la burbuja de plástico, o el melodramático de Phenomenon.

John, fuiste un modelo para todos los chavales malotes de los 90, y ahora te has convertido en el modelo a seguir de todos los trapelos del nuevo siglo.

1 exégesis:

Como ya he dicho en tu fotolog, te apoyo por completo (ahora que he leido el comentario entero mas)

Bueno, me auto doy la bienvenida al mundo del blog, que grata sorpresa saber que al tener cuenta en google tengo ya nombre en blogger... (tb interesante el saber que se pueden dejar anonimos.... con lo k se echa de menos eso en el fotolog..) jajaja

Mola tu blog, pero lo del gato-ombligo-culo es demasiado grotesco...

Pues lo dicho: BIENVENIDA ESTHER!