Teoría del majarón malagueño

20:44 Chema Flores 2 Comments

Título: Teoría del majarón malagueño
Autor: Alfonso Vázquez
Editorial: Almuzara
Páginas: 208
ISBN: 978-84-96710-47-4
Año: 2007

Me han prestado 'Teoría del majarón malagueño' -el cual estoy devorando estas últimas noches (es triste que debore un libro y no otras cosas, pero no se puede tener todo en la vida...)-
que trata sobre Málaga, sus curiosidades, y sus topicazos.
Está escrito con soltura y un estilo ameno, nada enrevesado y muy muy cómodo de leer.

Está dividido en dos partes, en la primera habla de su fauna (o como Vázquez lo bautiza: 'Las tres gracias') es decir, del Majarón, el Chusmón y como no, el Merdellón (desmitificando la creencia del merde de gent)
en la segunda habla de la Manquita, el Puerto, la Feria, del Unicaja, del Málaga CF, de nuestra querida EMT, y de lo que más me ha gustado: de nuestra Semana Santa.

Supongo que me habrá gustado más dicha parte porque tengo un mono semanasantero que no me aguanto (véase mi reproductor de música en este 6 de diciembre: A ti Manué seguido de Misericordia Señor, Ntra. Sñra. Del Gran Poder, Virgen de la Paloma y la Marcha del Rocío)
Sí, estáis en vuestro derecho de llamarme enfermo, pues si bien en el calendario evangélico Jesús todavía no ha nacido, yo ya tengo ganas de que le crucifiquen.

A lo que iba, Vázquez tiene calá a la Semana Santa malagueña de Viernes de Dolores a Domingo de Resurrección, y por supuesto a los hombres de trono (que no costaleros, palabra que junto con 'paso' merecen amonestación por parte de la parroquía malagueña) a quienes dedica un decálogo sobre las buenas maneras.
En una fecha más acorde me explayaré sobre la Semana Grande de Málaga, hoy solamente dejo el decálogo del periodista:
1) El hombre de trono es un penitente más y, por tanto, realiza un acto de penitencia.

2) El fijador no es indispensable en la indumentaria del hombre de trono.

3) Tampoco lo son las gafas de sol, ya estén colocadas a modo de felpa o en el lugar para el que en principio han sido diseñadas (los ojos).

4) El hombre de trono debe abstenerse de ingerir durante el recorrido bebidas alcohólicas que mermen sus fuerzas y su entendimiento.

5) El hombre de trono no deberá fumar, pero si no pudiera más, no debería apoyar el cigarro en el hombro del compañero que tiene delante.

6) El hombre de trono debe evitar, en la medida de lo posible, ir acompañado a lo largo de todo el recorrido por una cohorte de madres, novias o hermanas que le suministren latas y bocadillos ya que, en ningún caso, se encuentra corriendo una etapa del Tour de Francia.

7) El hombre de trono situado en los puestos más visibles debe caer en la cuenta de lo que significa el punto uno, así que deberá reprimirse y no ir saludando a todo amigo, pariente o conocido que, sin duda, encontrará en las calles y en los numerosos balcones de Málaga.

8) El hombre de trono no está de ningún modo obligado a mascar chicle. Es más, esta práctica redunda en su perjuicio al ofrecer cierta imagen amerdellonada que, en principio, no se corresponde con la realidad.

9) Tampoco es de obligado cumplimiento jalear a las mujeres que pasen por su lado, ni pedirles el número de teléfono.

10) Si algún hombre de trono se da por aludido y, a pesar de ello, molesto por el decálogo, deberá leer muy despacio el punto uno.

Vale la pena pillarse el libro, los buenos ratos están asegurados.
Ya lo se, algunos me argumentareis que si no eres de Málaga o no la conoces bien el libro pierde toda su gracia. Efectivamente, ahí os tengo que dar la razón, pero supongo que por ese motivo, Almuzara editorial tiene otros títulos que analizan
otra clase de fauna andaluza: Teoría del trepa sevillano, Teoría del séneca cordobés, Teoría sobre los jerezanos y sus duendes o La malafollá granaína


PD: Joder, vaya entrada que he hecho, parece que me hubiesen pagao por hacer una promo... :S

2 exégesis:

maria mgd dijo...

JJAJAJAJJAJAJAJ XD

nsERio q lo del chicle no es obLigatOrioo?
!!!
dSpues de tantos años..

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.