Todos los santos

23:28 Chema Flores 1 Comments

Dureza de lo cotidiano. Corte
Pueblan nuestras esquinas, y pese a que haya mala gente que quiera ocultárnoslos, por suerte hay mucha más gente buena que busca sacar una sonrisa, un abrazo, o un llanto de esperanza.

1 exégesis:

jmfa dijo...

Me gusta la foto. Muy dura. Con bastante facilidad, por lo cotidiano, nos acostubramos a no reparar en nuestro alrededor, y no debería ser así.
No debe ser normal ver a una persona mayor caída como las hojas de los árboles en otoño, con el sólo apoyo de una fria pared.